SEVILLA  
 
Divina Pastora

Cerca de la cabecera de la nave del Evangelio se ubica un lienzo que representa a María Santísima en su advocación de Divina Pastora. Se trata de una donación realizada a la Hermandad en torno a 1990, en bastante mal estado, por lo que hubo que proceder a su restauración. Autoría y fecha de ejecución son desconocidas.
La advocación y representación iconográfica de la Divina Pastora nacieron en Sevilla, en 1703, por inspiración del capuchino Fray Isidoro de Sevilla. La Hermandad por él creada, el Rebaño de la Divina Pastora de Nuestras Almas, María Santísima, se estableció, dos años después de su fundación, en una capilla lateral de Santa Marina cedida en uso por los Marqueses de la Motilla, donde permaneció hasta el incendio de 1936, conociendo luego diversas sedes hasta que en 1992 le fue cedida como tal la capilla del antiguo Hospital de Viejos, en la calle Amparo.

La iconografía del lienzo que nos ocupa se aparta ligeramente de la que el mismo Fray Isidoro dictara al pintor Alonso Miguel de Tovar, cuando le encargó que plasmara en un lienzo su visión: la Virgen sedente en una peña, bajo la sombra de un árbol, vestida con túnica roja y pellico pastoril; al hombro izquierdo un manto azul y al derecho un sombrero de pastor; junto a la mano derecha, el báculo de su poder; con la izquierda sostiene unas rosas y posa la diestra sobre un cordero que se acerca a su regazo. La rodean las ovejas de su rebaño, con rosas en la boca. Al fondo, una oveja sostiene el rótulo "Ave María"; un dragón la acecha, pero un ángel baja a defenderla espada en mano. 

En el lienzo del que tratamos, en cambio, aparece la Señora sedente y con las vestiduras que describiera Fray Isidoro, pero tocada, con el cayado en la mano izquierda, y rodeada de sólo tres ovejas de sumaria anatomía, si bien mantiene el gesto de acariciar con la diestra el cordero que se acerca a su regazo. 
 

Nuestra Señora del Valle

Autor: Juan Antonio, 1958.

El lienzo de la Virgen del Valle de Isla Margarita (Venezuela) se encuentra situado en la cabecera de la nave de la Epístola.

Este lienzo (100 x 81 cm) fue encargado por el Hermano de La Salle Nectario María (Hyelzas, Francia 1888- Caracas, Venezuela, 1986) al pintor sevillano D. Juan Antonio Rodríguez Hernández (Sevilla, 1922) en el año 1958. Durante años figuró en su despacho del Colegio La Salle-La Purísima pero en una de sus últimas visitas, la donó a la Hermandad de la Santa Cruz y Sagrada Resurrección en la persona de su Hermano Mayor, Don José Luis Núñez González, como testimonio de admiración y cariño hacia nuestra querida Hermandad. 

En el mismo podemos contemplar una curiosa iconografía de la Virgen del Valle de Margarita. Nuestra Señora aparece en el cielo venezolano sobre las islas Margarita y Cubagua que conforman el estado de Nueva Esparta. 
El pintor Juan Antonio utilizó para esta obra un fotograbado en blanco y negro de la Virgen venezolana y compuso un lienzo en el que destaca en el centro la imagen de Nuestra Señora en su advocación de Inmaculada, con las manos orantes de las que pende un rosario, con corona de oro y piedras preciosas de reina, revestida con manto azul y túnica blanca con bordados que simbolizan distintos atributos marianos como la estrella, la torre, el arca y el vaso contenidos en la letanía lauretana. Rodean la imagen dos grupos de siete ángeles en distinta actitud y relacionados de distinta forma. La parte inferior se completa con un simulado marco rocalla en tono caoba muy del gusto del arte hispanoamericano del siglo XVIII.
La cornucopia dorada y estofada que enmarca el lienzo, formada por rocalla, frutos y flores, no está exenta de mérito; es de autor desconocido, aunque algunas fuentes la atribuyen a Francisco Buiza.

Resumen de un artículo de Antonio García Herrera.
 

San Juan Bautista de La Salle

Autor: Roberto García-Tapial Tinahones, 1998

La imagen pictórica de este Titular de la Hermandad se ubica en la sacristía del templo. El lienzo es obra de Roberto García-Tapial (Sevilla, 1980), Hermano de la Corporación, a la que lo dona en el año más arriba citado, procediéndose a su bendición concretamente el día 8 de septiembre.
Inspirado en modelos murillescos (la Santa Isabel de la Iglesia de San Jorge y el San Antonio de la Catedral, en Sevilla) representa al Santo de La Salle en éxtasis, según denota la aparición de Jesús Niño, quien parece inspirar a Juan Bautista su campo de misión, representado por un joven pobre en estado de extrema postración. Como fondo de la composición, una arquitectura similar a la del pórtico del Colegio de La Purísima recuerda la sede fundacional de la Hermandad. 
 

Vía crucis

Autor: Cerámicas Barro-co, 2007

Quince piezas de cerámica, donadas por hermanos, componen este original vía crucis que se inspira en otras tantas Cofradías sevillanas, desde la Oración en el Huerto (Montesión) hasta la propia de la Santa Cruz y Sagrada Resurrección. Cada escena, pintada a mano, se inscribe en un marco en forma de triple arco ojival, de color añil, representándose la estación sobre austero paisaje o arquitectura, con el Titular de la Cofradía correspondiente acompañado de uno o varios personajes según la composición propia de su paso procesional.
Las estaciones elegidas corresponden al viacrucis creado por Juan Pablo II para el ejercicio del Coliseo del año 1991, más una decimoquinta estación, la de la Resurrección de Jesús, de acuerdo con la recomendación del Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia (134): "[el vía crucis] es oportuno que concluya de manera que los fieles se abran a la expectativa, llena de fe y de esperanza, de la Resurrección; tomando como modelo la Estación de la Anastasis al final del Vía Crucis de Jerusalén."

Arriba

 
Cuadro de la Divina Pastora.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuadro de Nuestra Señora del Valle.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Cuadro de San Juan Bautista de La Salle
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Vía crucis
(puede verse completo en la GALERÍA)

    © 2008 Manuel Francisco Ruiz Piqueras.